Acerca de

VIVE TU DESTINOⓇ

EL MITO DEL CAMINO ÚNICO

Axel nunca tuvo una pasión o una vocación clara.

Estudió Administración y dirección de Empresas porque le gustaban los números, tenía salidas y tenía que elegir algo...

Al principio estaba contento con su trabajo porque era retador y le permitía cumplir con sus ambiciones económicas y profesionales. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, se dio cuenta de que le esperaba una vida de estrés, reuniones, traje y corbata y su “entusiasmo” empezó a decaer más y más. 

Durante más de 10 años Axel estuvo trabajando en diferentes compañías desempeñando un rol similar, y durante más de 5 estuvo barajando la posibilidad de hacer algo diferente.

 

Pero aunque se le ocurrían distintas opciones, nunca se decidía por ninguna porque no tenía la certeza de que fuesen la alternativa correcta para él y no quería volver a equivocarse como se equivocó al acabar ADE.

Quizá te hayas visto reflejado en la historia de Axel.

Quizá tú también lleves años atrapado en un trabajo que sabes que no es para ti, pero que no dejas porque todas las ideas que se te ocurren tienen pegas y ninguna te parece lo suficientemente buena.

Si ese es tu caso, puede que tú, como Axel, estés siendo víctima de lo que a mí gusta llamar "el mito del camino único".

El mito del camino único es la creencia –consciente o inconsciente– de que sólo existe una única opción acertada para ti.

Un único camino profesional que puede llevarte hacia la felicidad, y que tienes que encontrar entre un mar de caminos equivocados.

Es como en esos concursos de televisión en los que hay 3 puertas y el premio está sólo detrás de una de ellas.

Si eliges bien, te llevas el coche.

Si eliges mal, te vas a casa con las manos vacías o te llevas sólo una cafetera.

Cuando piensas de esta manera, además de limitar tus acciones y opciones, pones muchísima presión sobre tus hombros porque no te puedes equivocar.

Tienes que estar 100% seguro de que has encontrado “el camino correcto” antes de tomar una decisión, ya que si no corres el riesgo de condenarte a una vida miserable o conformarte con una existencia mediocre (la cafetera).

Al final, la presión es tan grande, que prefieres quedarte cómo estás y no hacer nada con tal de no meter la pata.

Es el clásico (y terrible) "mejor malo conocido que bueno por conocer".

Pero… ¿de dónde viene esta creencia de que tan sólo existe una opción correcta?

Viene de la idea, en mi opinión errónea, de que ahí fuera hay un único trabajo perfecto para cada uno de nosotros esperando a que lo descubramos

Algo que se asocia habitualmente con el concepto de pasión.

Un trabajo que no tiene ninguna pega, que es siempre maravilloso, y que es infinitamente superior al resto de opciones en todos los sentidos.

Ese es el único trabajo bueno.

La única puerta que tiene premio.

Y si eliges cualquier otra cosa, te estarás equivocando y eligiendo un mal camino.

Siento mucho ser tan directo contigo, pero como te decía, esta idea de que sólo existe un único camino correcto me parece errónea y muy limitante.

Y para demostrarte que no tiene sentido, déjame contarte la historia de Marcos.  

Desde bien pequeño Marcos amaba el fútbol. Y se le daba especialmente bien. Tanto que más tarde llegó a jugar en las categorías inferiores del Real Madrid. 

No había ninguna duda de que había encontrado “su pasión”. 

El "camino único".

Desgraciadamente, una noche volviendo de fiesta con sus amigos, tuvo un accidente de coche grave, y el médico le dijo que ya no podría jugar al fútbol de manera profesional nunca más.

Si Marcos hubiese creído que sólo existe un camino correcto o una pasión única, se hubiese hundido por completo.

Porque supondría que lo había encontrado, y de un día para otro un accidente se lo había arrebatado para siempre.

¿Ahora qué iba hacer?

¿Quedarse en casa llorando?

¿No hacer nada y conformarse con una vida miserable?

Pues no.

Lo que pasó fue que enfermero le regaló una guitarra, para que ejercitara sus dedos y pasara el tiempo, y de pronto se abrió un nuevo camino sin que el propio Marcos lo supiera.

Empezó a practicar, a componer sus primeros bocetos de “poemas con música” (como él los llamaba), a tocar en bares… y unos años más tarde, ganó un prestigioso Festival Internacional.

Ahí arrancó su carrera musical, una carrera de éxitos y logros. 

A pesar de tener que renunciar a su pasión, parece que ha conseguido ser feliz.

Pero lo mejor de todo es que, si hubiera seguido siendo futbolista, ¡seguramente también habría sido muy feliz!

Y si su enfermero no le hubiera regalado una guitarra en su día, estoy convencido de que también habría encontrado otro camino que también le habría permitido sentirse realizado (Marcos estudió derecho en la universidad porque quería ser abogado).

¿Dónde queda ahora la teoría de que sólo hay un único camino correcto?

¿De que existe un único camino que es infinitamente mejor que todos los demás?

 

No se sostiene.

Es como creer que tienes que encontrar a tu media naranja. Que sólo existe un hombre o una mujer en todo el mundo que es adecuado para ti, y que la única manera de ser feliz es localizando a este hombre o mujer y casándote con él.

Imagínate que te pones a buscar, a investigar, y finalmente descubres que esa "pareja correcta" está en Bangladesh.

¡Pues vaya faena!

Ahora tienes que aprender bengalí e irte a vivir allí, porque si no, morirás sol@ y “rodead@ de gatos”, o tendrás que conformarte con una pareja de segunda…

No, afortunadamente el mundo no funciona así.

La realidad, como (todos) sabemos, es que existen muchas parejas compatibles con cada uno de nosotros, y que con cualquiera de esas parejas podrías llegar a ser feliz.

Cada una de ellas será mejor para nosotr@s en algunos aspectos y peor en otros, por supuesto, pero no hay una que sea “la única”, “la correcta” o “la perfecta”.

Justamente lo mismo que pasa con los trabajos, las carreras profesionales o con cualquier otra alternativa de futuro que estés considerando.

No existe un único camino correcto, sino caminos compatibles y caminos incompatibles. Caminos alineados contigo y caminos desalineados. 

Por eso debes dejar de buscar la única “opción correcta”, y en vez de eso centrarte en conocerte y elegir una de las muchas opciones que podrían hacerte feliz y que esté alineada contigo y con tu propósito.

Este es el planteamiento de mi programa Vive tu Destino

Axel afrontó la búsqueda de un nuevo camino profesional satisfactorio de esta manera, y fue cuando por fin logró desbloquearse.

Eligió la opción de empezar a desarrollar su propio proyecto digital, que aunque no era perfecta encajaba bien con él y cumplía los 3 requisitos que te explicaba en la publicación (3/9) de esta serie, y finalmente se atrevió a dar el paso y a dejar el mundo de la consultoría estratégica en el que llevaba más de 10 años atrapado.

Ahora, Axel gestiona su negocio y hace inversiones por su cuenta, es su propio jefe y está feliz y motivado porque por fin tiene un trabajo a su medida.

En la próxima publicación te hablaré de otro error común que comete mucha gente a la hora de buscar un trabajo que les llene.

Aprovecha el fin de semana para procesar toda la información que he compartido contigo a lo largo de esta semana y para ponerte al día en caso de que te falte algún mensaje por leer.

 

Un abrazo enorme,

Daniel.

*La historia de Marcos, es en realidad la de Julio Iglesias.

Lee toda la serie

SI QUIERES recibir la serie por correo 

Suscríbete y recibe todas la serie "Vive tu Destino"
 sobre cómo crear una vida profesional satisfactoria.

100% libre de spam. No compartiré tu email con nadie.